EL TIEMPO EN ESTEPA

EL TIEMPO: PREVISIÓN METEOROLÓGICA PARA ESTEPA

domingo, 5 de noviembre de 2017

MUSEO DEL PRIMITIVO CONVENTO DE SANTA CLARA DE ASÍS, EN ESTEPA


Ya se  puede visitar el Museo del Monasterio 
de Santa Clara de Asís, en Estepa
________________






Dicho espacio museístico está ubicado en la parte más antigua del primitivo convento, que fue fundado en el mes de enero de 1599; dentro de dos meses se cumplirán 419 años de vida de esta comunidad de las hernanas pobres de Santa Clara, como monasterio de Madres Clarisas, de Estepa.

Son  las primitivas estancias bajo cuyos techos, artesonados y bóvedas se compendia mucha Historia de vocación, silencio, oración y trabajo de la casa conventual: cocina, antiguo matadero, patios, claustros, refectorio, capillas, oratorios, jardines etc.,  que ahora se abren para ser admirados por el público.

Si tienen ocasión, no dejen de visitar las hermosas, bellas e históricas piezas; enseres domésticos, de culto, de labores y bordados, obras de arte; pintura y escultura, mobiliario
 y mucho más, que allí se expone para la contemplación de quienes quieran admirar su esplendor y belleza.

Quede aquí, con la publicación de estas letras, nuestra sencilla colaboración para publicitar  y difundir el anhelado proyecto que por fin han visto culminado las Madres Clarisas de Estepa.

"Muchísimas gracias a usted, -me dicen-, por difundir y dar a conocer el lugar que con tanto cariño hemos rehabilitado, y en el que se encuentran y tiene sentido nuestros orígenes y raíces"

De nada, hermana.    

*

¡V I S Í T A L O!

¡EN U E S T R O  P A T R I M O N I O!






sábado, 7 de octubre de 2017

INAUGURADO EL MUSEO OBRADOR DE LA DULCERÍA “LA ABUELA ASUNCIÓN”



 __________________________

INAUGURADO EL MUSEO OBRADOR DE LA DULCERÍA 

“LA ABUELA ASUNCIÓN”

***




Ayer viernes seis de octubre, a las 18:00 horas, tuvimos ocasión de asistir a la apertura de las nuevas instalaciones que la empresa estepeña ubicada en Aguadulce; Industrial Bombonera del Sur S.L. ha inaugurado en la calle Ronda del Molino s/n, en la vecina localidad de Aguadulce, (Sevilla).






El acto de inauguración de la “Dulcería la Abuela Asunción”, comenzó con una alocución de Miguel de la Cruz Jurado, propietario y gerente de la empresa, que acompañado de su esposa, Remedios Muñoz Quirós, dieron la bienvenida a los amigos, invitados y demás asistentes. Palabras con las que también expresó la gran ilusión, esfuerzo y empeño que han dedicado a la puesta en marcha de este nuevo proyecto por el que decididamente han apostado la familia y su empresa.



A continuación, unos niños cortaron las cintas con las banderas de España y Andalucía, colocadas a la entrada del Obrador, y tras ello, el párroco de Aguadulce bendijo dichas instalaciones; el despacho al público, el Museo Obrador, etc.






El público invitado pasó a visitar las instalaciones y desde un pasillo acristalado, pudo ver cómo se elaboran y lían manualmente la producción propia de esta Dulcería de “La Abuela Asunción”.




Mujeres y hombres que trabajan allí, iban ataviados con ropa antigua de época, y en la puerta del Obrador hubo para todas las personas que asistieron, una merienda con café, chocolate y churros, además de  degustaciones de los exquisitos productos de esta Dulcería: mantecados, polvorones, roscos, barquillos de chocolate, etc. etc.





Este despacho y su Museo Obrador de la Dulcería “La Abuela Asunción”, quedan abiertos al público, y podrán ser visitados por grupos y demás clientes, en horario de 10:00 a 20:00 horas, todos los días de la semana, con la seguridad de que serán bien atendidos.
Visiten su página: http://www.ladulceria.net/es/








 
Alba, Reme y Elena

A mis amigos: Miguel y Reme, a sus hijas Alba y Elena, a la empresa Industrial Bombonera del Sur. S. L., y a sus trabajadores, quiero desde estas líneas, desearles toda la suerte y el éxito que merecen por su denodado esfuerzo de años de trabajo, y constante innovación y dedicación de muchas horas y más horas –¿verdad, Reme?–, en el empeño diario por superarse cada día y elevar su empresa al pódium de las primeras en la elaboración y distribución de sus exquisitos productos.

Buena suerte, y muchos éxitos.

martes, 26 de septiembre de 2017

“CORACHA” ¿Qué significa este nombre, de dónde viene y por qué existe en Estepa?





“CORACHA”
.
¿Qué significa este nombre, de dónde viene y por qué existe en Estepa?
________________________
Leyendo unas cosas, indagando en otras y hallando por casualidad diferentes notas, fui atando cabos y todo ello me lleva a la conclusión que más abajo expongo sobre el posible origen del nombre de un barrio muy popular y conocido en Estepa como es el de la “Coracha”. Se ha dicho, y siempre he oído que el nombre venía de una de las puertas de entrada al castillo: la puerta de la Coracha, que según viejas afirmaciones populares, decían que las hojas de dicha puerta, por la parte exterior estaban forradas y protegidas por cuero, y que de ahí, derivaba la palabra coracha. Nunca estuve muy convencido de esa teoría y siempre he mostrado curiosidad por saber cuál es el origen de ese nombre.
El barrio se llama así, porque allí cerca debía haber “algo” que le dio nombre a aquélla zona oriental de la fortaleza. ¿Pero qué era?
Y buscando notas e información en el Memorial Ostipense de don Antonio Aguilar y Cano de 1886, leo lo siguiente refiriéndose a la conquista de Estepa por Fernando III.
“Plantó el ejército católico sus reales en la parte que mira al Oriente, por donde era más difícil y casi imposible rendir la fortaleza por lo agrio y escarpado del terreno: pero habiéndoles cortado el agua de la fuente que llaman de la Coracha, adonde bajaban los moros por un muro cubierto, se vieron en la precisión (después de una vigorosa defensa) de entregarse por capitulación”.
Queda claro –según Aguilar y Cano–, que ya en el período de la Istabba islámica, había un muro cubierto que bajaba desde la muralla hasta la fuente, por el que descendían los moros a aprovisionarse de agua de la llamada fuente de la Coracha.

El viejo pilar de la Coracha abrevadero de animales
No hablamos de la que existe en la actualidad, que es de más reciente construcción, y cuya misión no era tanto la de ofrecer belleza ornamental al entorno, y sí más, la de cumplir como pilar-abrevadero del ganado y las caballerías que entraban o salía de Estepa por aquél extremo de la población.
El manantial o fuente a la que me refiero, protegida por una torre, debía estar más arriba tal vez, de donde había y aún hay, un túnel que era conocido creo que con el nombre de la “bocamina”, situado en la ladera del Cerro a la derecha de la bajada de la calle San Juan y casi frente al antiguo matadero.
.
Aquí estaba la desaparecida entrada de la "Bocamina"
Pudo ser ese manantial, la fuente de donde se surtían los habitantes del castillo, y no digo que esa llamada bocamina, sea la fuente de la que habla Aguilar y Cano en su escrito sobre la conquista de Estepa a los árabes. Yo entré siendo muy joven en aquél túnel de bóveda de cañón, con la altura escasa de una persona y construido de ladrillos, que se adentra en el cerro en dirección hacia arriba, y no sé la longitud que tiene ese pasadizo, que por en medio, tenía un pequeño canalillo por el que corría un chorrito de agua. La falta de luz y un poco de recelo a lo desconocido, me hizo retroceder y ya no he tenido ocasión de intentarlo más. Desconozco de qué época es la construcción de ese túnel, pero puede ser el cauce subterráneo de un desagüe o canalización más moderna, del agua de aquél manantial o vieja fuente árabe de la que hablamos.
.
De aquí baja el agua hasta la "Bocamina". Manantial que pudo ser la fuente árabe de la Coracha
Un poco más arriba, y más cercana a las murallas, hay una vieja construcción cuyos accesos están tapados, y que es conocida como la "Alcubilla de la Coracha"de la que J.Torres Garrido, en un estudio hecho el 01-09-2016, en la página de internet "Conoce tus Fuentes" http://www.conocetusfuentes.com/ficha_detalle.php?id_fuente=11206  
nos dice:

Descripción 

Alcubilla situada en la falda del Cerro de San Cristóbal, junto al barrio de La Coracha .
De forma rectangular, cubierta con una bóveda está sellada por las dos caras siendo imposible visualizar el interior.
No he podido precisar si se trata de manantial o galeria, cimbra o mina.
Los vecinos me indican que aquí está el nacimiento de las aguas que alimentan el Pilar de la Coracha doscientos metros más abajo
.

 Y si aquí está el nacimiento de las aguas que bajan y alimentan el Pilar de la Coracha, es posible pensar que aquí estaba la fuente de La Coracha de la que tratamos en este trabajo, y de la que habla Aguilar y Cano: "pero habiéndoles cortado el agua de la fuente que llaman de la Coracha, adonde bajaban los moros por un muro cubierto..."

Alcubilla de la Coracha que cubre un manantial que abastece de agua el Pilar de la Coracha

Por tanto, la fuente existía ya cuando se conquistó Estepa, y tomó el nombre de la Coracha, porque estaba cercana y protegida por una CORACHA; que es un muro defensivo que saliendo de la muralla de la fortaleza, llega hasta una torre también defensiva, llamada albarrana. Según la RAE; “albarrana” proviene de la palabra albarrán, y ésta a su vez del ár. hisp. al-barrāna ('la de fuera'). O sea, que está “fuera de la muralla”.

Los moros bajaban  desde la fortaleza hasta la fuente por ese muro o “CORACHA” que al parecer estaba cubierto, y por él, llegaban a recoger el agua hasta la torre que protegía la fuente. Pero al ser tomada dicha torre y cortado el suministro de agua por el rey don Fernando, la población quedó imposibilitada para abastecerse de tan vital elemento, y la gente del castillo comenzó a sufrir la sed y el hambre.
Y he aquí un par de acepciones de la palabra coracha:
Coracha:
1.  Sistema de fortificación y defensa que consistía en un muro o doble muro que arrancaba de la cerca urbana y avanzaba hasta una torre albarrana situada junto a una toma de agua. "La coracha unía las murallas y disponía de provisiones de agua".

2. “Una coracha es un lienzo de muralla que protege la comunicación entre una fortaleza y un punto concreto que no está lejos de dicha fortificación. Lo más común es que se utilice para proteger el acceso al lugar de suministro de agua cuando éste se encuentra fuera del recinto fortificado. La coracha suele terminar en una "torre del agua" que protege en su interior el pozo o la fuente de abastecimiento”.

Por tanto, la torre albarrana “está fuera” de la muralla, aunque conectada a ella por un muro o “Coracha”, por el que se accede para la defensa de la fuente. El muro cubierto del que habla don Antonio Aguilar y Cano, era una coracha.
.
De esa muralla llamada Coracha, tomó el nombre la fuente árabe de la Coracha; después, fue el pilar de la Coracha actual, y de ahí deriva también el propio nombre del cercano barrio de la Coracha, limítrofe al lugar donde estaba el muro y la torre que protegían la fuente.
 Sevilla en el año 1588. La Torre del Oro era “Torre Albarrana” de la época almohade, que como se aprecia en el grabado, estaba fuera de las murallas y defendía la entrada de la ciudad por el río. Aquí, aparece unida a las murallas por un muro o Coracha.